Historia de la bujías incandescentes

Actualmente tenemos un gran abanico de opciones para los motores de nuestros aeromodelos. Los avances tecnológicos, y en especial la producción en masa en China, han cambiado el panorama de nuestra afición y, sin duda, los motores de explosión empiezan a ser objetos del pasado. Se puede decir que el estándar durante muchos años ha sido los motores con bujía incandescente (glow engine), en dos y cuatro tiempos, estos últimos se popularizaron mucho gracias a la producción en China que los abarató. Estos motores se alimentan de una mezcla de metanol y se caracterizan por la forma de ignición, una bujía que se torna incandescente al aplicarle una corriente. No produce chispa, es en realidad el mismo principio que las bombillas incandescentes que hemos usado para iluminación hasta la aparición de las de bajo consumo. Damos por hecho que están bujías incandescentes siempre estuvieron allí, pero ¿Cuándo realmente aparecieron?

De mis favoritos

Hace 9 años, un día como hoy, o eso dice Amazon Photo, compré y monté este Sky Raider Mach II de The World Models en apenas un día. Lo he reconstruido varias veces y es uno de mis aviones favoritos para volar.