La idea nació hace tiempo. Es ahora cuando he visto que ha llegado el momento de lanzar este proyecto.

Es muy sencillo, simplemente e unido un servicio de comercio electrónico con un servicio de logística. Este servicio combinado busca facilitar la venta online a emprendedores y empresas que no están vendiendo en internet.

Nos encargamos de absolutamente todo lo relacionado con la venta online ofreciendo un servicio integral.

Ya son muchos los proyectos en los que he visto como el canal online es la gran esperanza del plan de negocio y acaba convirtiéndose en el canal de venta más caro. Por no hablar de la logística de la que muchos emprendedores no saben ni lo que es, y menos aún estimar sus costes.

Por otro lado, las empresas consolidadas con otros canales de venta, van a tener una barrera de entrada en la venta online que muchas veces termina por desinflar el ímpetu inicial.

Carecer de programadores, community manager, diseñador web, además de no tener una logística adaptada a la venta online, es la causa principal del fracaso en la aventura del comercio electrónico.

Una vez que una empresa se lanza a esta aventura, debe decidir por una de las 3 opciones siguientes:

-Estructura propia. Montar una web-shop y mantenerla. Tener personal para atención al cliente de la tienda, marketing digital, community manager encargado de la presencia en redes sociales, etc.

-Pack web-shop. Suele consistir en una tienda online de libre distribución o una plantilla para un CMS, por ejemplo, PrestaShop o WooCommerce. En este caso han externalizado el servidor y la instalación, pero el resto les toca asumirlo, y precisamente la instalación es el proceso más sencillo.

-Llave en mano. Se externaliza un desarrollo a la medida y su mantenimiento, pero se sigue precisando el personal para la gestión de la propia web-shop y su promoción.

Desde mi punto de vista, ninguna de las tres es válida para muchas pequeñas empresas. La primera porque obliga al emprendedor a dedicar su tiempo a algo para lo que no suele estar preparados. La segunda opción acaba siendo peor que la primera, te sigue haciendo falta un equipo dedicado al comercio online, de forma que incrementa los gastos fijos. La tercera está reservada a empresas que puede soportar la inversión necesaria.

Por estar razones considero que Comercialea es la mejor opción para emprendedores, en especial los que no vengan del mundo TI, y pequeñas empresas que ya vendan en otros canales y no pueden incrementar sus gastos fijos.

Comercialea ofrece, a cambio de una pequeña cuota mensual, todo lo necesario para que el empresario pueda desentenderse del canal online e incluye el almacenaje de los productos que se quieren tener en venta.

Comercialea funciona a éxito, cobrando un 10% de las ventas. Esta comisión es muy inferior a la que terminan pagando en cualquier otro servicio de venta online.

El secreto está en los años que llevamos en esto. Nuestro software lleva 10 años de constante evolución y nos permite montar una solución en tiempo record. Además nos permite mantener de forma unificada a todos nuestros clientes porque comparten la misma aplicación.

También el personal de marketing y atención al cliente, junto al de almacén, están preparados para la venta online. Disponemos además de almacenes propios preparados para las particularidades y exigencias del comercio en internet.

Visita nuestra web www.comercialea.com para más información.