Es increible como la experiencia de usuario (UX), la buena, influye en la satisfacción de una compra. Una buena UX en un producto proporciona una satisfacción en el uso de un producto, se obtiene una recompensa por el dinero gastado, no sólo por la funcionalidad obtenida que es el objetivo de la compra, si no por el uso gratificante, que provoca que el usuario recomiende esa compra.